El Análisis de las Vías de Transmissión (ATPA) es una técnica creada durante los años 80 y desarrollada por ICR en el tratamiento de las vías de ruido y vibraciones y en la aplicacion de la teoría en la energía vibroacústica. 

Este sistema de estudio permite cuantificar las contribuciones de cada una de las fuentes de ruido que participan en un problema y es aplicable de forma general. Es decir, es valido para todos los campos. La idea principal se basa en dividir las partes del objeto a estudiar i determinar la contribución de cada una de estas partes al ruido total. Sólo así se pueden encontrar las soluciones adecuadas al problema.

Con este método también se pueden evaluar las fuerzas que actuas sobre un sistema mecánico. Por ejemplo, las fuerzas dinámicas que un motor puede introducir a la carroceria de un vehiculo. Esto permite definir soluciones que rebajen estas fuerzas como es el caso del cambio de soporte o la utilitzación de los soportes elásticos adecuados. 

Por lo tanto, sólo englobando este método de ensayo i desarrollando un modelo teórico, se pueden obtener los datos necesarios para definir con criterio cuales son las mejoras necesarias para solucionar el problema.