Lo difícil no es hallar la solución

Probablemente somos los únicos a quién no les preocupa resolver su problema. Tan sólo nos preocupa plantearlo bien, ya que nuestra experiencia nos dice que un problema bien planteado es un problema bien resuelto.

En primer lugar es necesario un análisis exhaustivo del problema, ya que en materia de ruido no es lo mismo estudiar una máquina que hace demasiado ruido que tener una persona que percibe demasiado ruido de dicha máquina. El estudio y la propuesta de soluciones para ambos casos serán muy distintas. 

El segundo análisis imprescindible es saber qué datos debemos conocer para resolver el problema. Este paso resulta fundamental  si, por ejemplo, se quiere reducir el ruido generado por un plotter debido a su sistema de engranages y de ventilación, antes es necesario saber cuál es la contribución de cada uno de estos al ruido total.

Paralelamente, también es necesario definir los métodos para hallar los datos anteriores. ICR desarrolla de forma usual, métodos de medición para cada problema en particular.

A partir de aquí y sabiendo que ya tenemos el 80% del trabajo hecho empezaremos la fase de mediciones y nos preocuparemos de resolver su problema.

 

ICR es una ingeniería acústica que soluciona problemas de ruido y vibraciones. Trabaja para sectores como el de la construcción, ferrocarril, industrial, automóvil y medioambiente. Investiga (I+D) nuevos métodos para la resolución de problemas vibroacústicos. También diseña software para control de calidad y cálculo de aislamientos e imparte formación en acústica a empresas privadas y colegios oficiales. 
Ingeniería para el Control del Ruido – Barcelona.

© creactivitat.com