ICR se suma al día Internacional de Concienciación sobre el Ruido 2014

En ICR, hoy 30 de abril, Día Internacional para la Concienciación del Ruido y todos los días del año, tratamos de informar sobre los efectos del ruido en la sociedad. Por este motivo trabajamos para reducir el ruido y las vibraciones en distintos campos cómo el ferroviario, eólico, industria, automoción, impacto ambiental, etc.

Según la Directiva Europea 2002/49/CE – Evaluación y gestión del ruido ambiental, transpuesta a la legislación española por la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido, se define el ruido ambiental como el sonido exterior no deseado o nocivo generado por las actividades humanas, incluido el ruido emitido por los medios de transporte, por el tráfico rodado, ferroviario y aéreo y por emplazamientos de actividades industriales.

El ruido es parte de la contaminación ambiental y afecta seriamente la salud física y mental de quienes sufren ruido a diario. Cuando el ruido es excesivo puede ocasionar efectos fisiológicos y psicológicos nocivos para las personas y hablamos de contaminación acústica.

La contaminación acústica tiene distintos efectos sobre las actividades habituales interfiriendo en la comunicación, alterando el sueño, el descanso, impidiendo la concentración y generando estados que pueden facilitar enfermedades auditivas, de tipo nervioso y cardiovascular.

Estos efectos producidos por la contaminación acústica dependen de las frecuencias emitidas, la intensidad y el tiempo de exposición al ruido.

Dividimos los niveles de sonido en una escala en función de los decibelios que se emiten en: ambiente silencioso (0 – 20 dBs), poco ruidoso (30 – 60 dBs), ruidoso (80 – 90 dBs), molesto (100dBs) e insoportable (120 – 180 dBs). Considerando 55 dBs el nivel propuesto por la OMS al aire libre, y 120 dBs el límite del umbral del dolor. (Ver Infografia)

Para solucionar el problema de la contaminación acústica de las sociedades modernas, existen distintos instrumentos y herramientas contra el ruido y la calidad sonora:

·         Planificación territorial y diseño urbano: planes de movilidad sostenible, reducción de tráfico.

·         Soluciones técnicas y tecnológicas: motores silenciosos, pavimentos absorbentes, insonorización de locales, aislamiento de máquinas, barreras acústicas, aislamiento de paredes, techos, suelos, etc

·         Instrumentos legales, normativa y su cumplimiento: legislaciones sobre contaminación acústica como la ley del ruido.

·         Educación, sensibilización, respeto y convivencia.

 

Descargar cartel aquí

 

Fuentes:

Observatorio Salud y Medio Ambiente, Ruido y Salud, Gaes y DKV 2012

Instituto Botanical

OMS, Organización Mundial de la Salud

ICR es una ingeniería acústica que soluciona problemas de ruido y vibraciones. Trabaja para sectores como el de la construcción, ferrocarril, industrial, automóvil y medioambiente. Investiga (I+D) nuevos métodos para la resolución de problemas vibroacústicos. También diseña software para control de calidad y cálculo de aislamientos e imparte formación en acústica a empresas privadas y colegios oficiales. 
Ingeniería para el Control del Ruido – Barcelona.

© creactivitat.com